INTELIGENCIA EMOCIONAL: ¡ÚSALA A TU FAVOR!

INTELIGENCIA EMOCIONAL: ¡ÚSALA A TU FAVOR!

Saber cómo lidiar con las emociones es un desafío en todas las áreas de la existencia humana. En el trabajo, en las relaciones familiares, con amigos y otras personas que forman parte de nuestra vida social, es importante saber cómo reconocer y lidiar con las emociones y sus comportamientos consiguientes. Este es un proceso continuo y diferencial. El nombre de esta habilidad es Inteligencia emocional. 

Cuando hablamos de Inteligencia Emocional, lo destacamos como un punto fuerte para trabajar, y para muchos expertos es más importante que el Cociente de Inteligencia, el llamado ( IQ ). Pero después de todo: ¿qué es la inteligencia emocional? ¿Y cuáles son las formas de aplicarlo en la vida cotidiana? ¡Sigue leyendo y aprende más! 

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional (IA) es un rasgo medible que diferencia el nivel de desempeño de una persona y un trabajo o rol en la empresa, la familia y la sociedad.

Los psicólogos estadounidenses Peter Salovey y John Mayer, con su investigación en este campo de la psicología , ayudaron a desarrollar esta teoría y la definieron como: la capacidad de percibir y expresar emociones; asimilarlo al pensamiento; entender y razonar con él, y saber cómo regularlo en uno mismo y en los demás. Pero fue, también el psicólogo y periodista estadounidense Daniel Goleman, en su momento escritor científico del prestigioso periódico estadounidense The New York Times, cuando lanzó el libro “Inteligencia emocional” en 1995, el primero en llamar la atención de los medios sobre el término que hasta entonces era desconocido por el público en general.

5 áreas de inteligencia emocional

Según Goleman, este tipo de inteligencia es la capacidad de identificar nuestros propios sentimientos y los de los demás, motivarnos y manejar bien las emociones dentro de nosotros mismos y en nuestras relaciones. En este sentido, la inteligencia emocional cubre cinco áreas específicas, a saber: 

  • Autoconciencia emocional, que es la capacidad de reconocer un sentimiento cuando ocurre
  • La capacidad de lidiar con sus propios sentimientos, adaptándolos a cada situación.
  • Auto – motivación , que es para motivarse y dirigir las emociones en el servicio de un objetivo, sin perder el foco en este
  • Reconocimiento de las emociones de otras personas.
  • Habilidades en las relaciones interpersonales.

El poder de las emociones en nuestra vida diaria.

Siempre tratamos con diferentes sentimientos sobre los eventos, y en el entorno corporativo, se requieren respuestas a ellos de inmediato. ¿Cómo manejas la autoridad de tu superior? ¿Cómo toma los pedidos y los procesa? ¿Cómo manejas los comentarios negativos ? ¿Quién eres emocionalmente en el trabajo y qué tipo de relación interpersonal tienes con tus colegas?

Si diariamente participa en una batalla interna con sus emociones, si sufre reacciones que son incompatibles con el medio ambiente, su profesión y su vida en general, no debería usar sus sentimientos para su beneficio. Peor aún, si sus actitudes lo convierten en un profesional limitado, es hora de revisar sus posiciones y comenzar a trabajar en su inteligencia emocional.

Mejora tu inteligencia emocional

Hay personas que sobresalen en este campo, y en el escritorio, explotan IE con maestría. Estos son expertos en controlar los malos sentimientos, no mostrarlos; capaz de hacer una evaluación correcta del escenario; tienen confianza y se centran en objetivos, como una promoción; son conscientes de sus habilidades y habilidades y las utilizan para su ventaja; adaptarse fácilmente al entorno y las necesidades; Son organizados y comunicativos y también saben cómo conducir relaciones de manera empática y armoniosa con colegas y superiores, destacando entre otros.

Haz una autoevaluación

Catalizar los sentimientos en actitudes positivas, la autoobservación para identificar limitaciones y trabajar para minimizarlas sucesivamente son prerrogativas para el uso inteligente de las emociones. Y su gestión depende de usted. Somos responsables de todo lo que se nos ocurre. Si elegimos transformar nuestras emociones en actitudes maduras, seguramente proporcionaremos un mejor rendimiento, ya sea en la vida profesional o personal. Todo depende del enfoque y de cómo expresamos nuestros sentimientos, cuáles son las radiografías de quiénes somos y cómo nos acostumbramos a responder a cada situación.

Es importante destacar que la inteligencia emocional se puede desarrollar a través del entrenamiento de coaching. Si desea invertir en esta importante área de la existencia humana,  IBC es la única escuela de entrenamiento certificada ISO 9001 en el país, que da fe de la calidad de su formación. Invierta en su carrera, perfeccione sus emociones, desarrolle su inteligencia emocional y mejore aún más su éxito profesional y personal. 

Ahora cuéntanos: ¿has desarrollado tu inteligencia emocional? Use el espacio a continuación para compartir su experiencia y su opinión sobre este tema. ¿Te gustó la publicación? Difundir el conocimiento! ¡Comparte esta publicación con tus amigos en las redes sociales!

Leave a Reply